Partido de waterpolo

Comienza el año con buen pie, aquí os dejamos la crónica del partido:

2º DIVISION NACIONAL – 11ª JORNADA  

DEPORTIVA NAUTICA  11 vs 9  CN CUATRO CAMINOS

Parciales  5/4  2/1  2/2  2/2

Superioridades   0/5   Inferioridades  2/12

Penalties  a favor 2/2  en contra 0

Empieza el año, acaba la primera vueltas, y llega la primera victoria. Por fin. El momento era el oportuno. Ahora debía de ser. Y ha sido. Los de Portu eran conscientes de la importancia del partido. Había que hacer bueno el empate cosechado en Canarias y, pese al parón, no perder esa estela. El visitante es de los que en Portu empezamos a tener como de casa, no en vano les hemos visto por aquí seis veces en cuatro año. Es un equipo de “nuestra” liga.

Los nuestros comenzaron el partido “a la hora”. Sin tregua desde un inicio, salieron en tromba endosando un 3/0 antes de llegar a la  mitad del  cuarto. Intensos en defensa, no dejaban huecos a los madrileños, con el subproducto de que cada ataque visitante era una inferioridad local. Aun así, el balón no entraba en la portería local. En el ultimo tramo del primer cuarto, dos errores consecutivos en defensa y ataque, acaban con dos goles en contra, y lo visitantes aprovechan un rebote dormido en cinco  metros para empatar. De nuevo comienza un carrusel de ida/vuelta con mucha velocidad y un poco de precipitación, y los  nuestros logran abrir brecha. Los madrileños no se arredraban y aprovechan una superioridad para acercarse. La locura del primer cuarto toca a su fin.

La reanulación es un calco.  Como si tocaran a rebato, las huestes locales iban con todo. Sus y a ellos, como decían en los tebeos antiguos. Y los visitantes sin achicarse. De todas maneras, parecía que no iban a poder con el reto de sostener el empuje local. Poco  a poco los nuestros se imponían y el juego se calmaba.

Tras la reanulación, con algún regalo de los locales, la emoción corría por la pileta. El marcador reflejaba un control local, con la diferencia de tres goles en diferentes ocasiones, alrededor de la cual los del 4K se revolvían apelando a la experiencia de dos de sus jugadores y al acierto de su portero. Todo ello fue insuficiente para doblegar a un conjunto local donde el banquillo roto mucho, incluso para dar la oportunidad de debutar a un cadete del 2001. El equipo quizá no jugo su partido mas vistoso. Pero no hacia falta. Era día del pundonor, de garra. De ganar. Ya habrá tiempo de virtuosismos cuando llegue la tranquilidad en la clasificación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies